image-title

De la pandemia y otros demonios

Desde que comenzó la emergencia sanitaria que vivimos actualmente, muchas personas se vieron en la obligación de trasladar su trabajo a su lugar de residencia. Sin embargo, lo que comenzó sonando como un sueño, terminó convirtiéndose en una gran pesadilla.  

¿Se activó el gen tóxico de los jefes con la pandemia?

Muchos aspectos de la vida de los seres humanos se ha transformado debido al Covid-19, pero lo que definitivamente no ha hecho es volver más tóxicas a las personas, especialmente a los jefes.

Los jefes venían mostrando comportamientos tóxicos desde años a atrás según el periódico el espectador el 20 de mayo de 2017.

¿El COVID-19 ha dañado relaciones bonitas y saludables?

Un estado de emergencia sanitaria es un escenario REAL de peligro, es decir, es normal sentir miedo frente a la situación o que se intensifiquen los síntomas de algunas alteraciones de la salud mental como la ansiedad.

En las ultimas semanas han llegado a consulta muchas parejas que culpan a la cuarentena por su falta de comunicación, diferencias en los hobbies, infidelidades y otras problemáticas que realmente venían de tiempo atrás, pero la estabilidad de la monotonía las pudo contener durante mucho tiempo.

 

Tu pareja NO cambió durante la pandemia
#Amigadatecuenta

Ahora tienes más tiempo para compartir con esa persona y entender que no tienen muchas cosas en común, o que algo te molesta y aguantar en silencio puede funcionar en una situación “normal” pero en una contingencia o frente al fin del mundo NO.

 

¿Y los hijos?

Los niños se convirtieron en una tarea más del hogar que deben solventar los padres, si bien es cierto que las instituciones de educación no estaban preparadas para mitigar un riesgo biológico como el contagio de una enfermedad, también es cierto que la modalidad virtual ha causado caos en la cotidianidad de padres de familia que ahora además de cumplir con su trabajo y labores de hogar, deben sentarse a recibir clase virtual al lado de sus hijos.

Esto ha disminuido considerablemente el tiempo de las personas que tienen hijos en etapa escolar y lo que es aún más grave en otros casos han llevado a la deserción escolar de muchos niños y adolescentes que no cuentan con los recursos suficientes para acceder a la educación virtual y/o no tienen quien los acompañe durante este proceso de aprendizaje.

 

¿Las distracciones han aumentado?

Cada persona dentro de la casa se vuelve un factor distractor, los hermanos, padres, hijos o parejas se vuelven estímulos que requieren atención e interacción si no se separan los tiempos y espacios de trabajo

 

¿Descansar se volvió el sueño?

Ahora tener un momento para descansar dentro de casa se volvió el sueño de todo asalariado que debió convertirse también en estudiante y chaperón de sus hijos en el tiempo formativo. Además, vamos a sumarle a esta receta para el desastre las llamadas eternas de reunión y los mensajes a deshoras de sus jefes que venían siendo tóxicos desde mucho antes de la pandemia.

 

¿Y las personas que viven solas?

La soledad en el tiempo de cuarentena es un tema para fijar la atención, ya que estas personas pueden experimentar fácilmente tristeza al extrañar a sus seres queridos. Todo eso sin tener en cuenta a las personas cuya ansiedad los ha llevado a parecer alteraciones de sueño que usan para trabajar hasta altas horas de la madrugada afectando así no solo su salud mental, sino también su salud física.

Laura Julieta Vanegas

Laura Julieta Vanegas has blogged 230 posts

2 thoughts on “El descanso se volvió un mito durante la cuarentena

  • Ana

    Al fin un artículo que no excusa las acciones y el manejo de emociones que ya se venían dando desde antes de la cuarentena en algunos grupos sociales, es claro que con la pandemia que venimos enfrentando, muchas situaciones se agraven, pero ésta no es precisamente la “culpable”, realmente es el tiempo en el que, lamentablemente muchas personas dejan para después, postergan esa responsabilidad emocional con la excusa de que no tienen tiempo, y ahora, cuando si lo hay, es momento de confrontar, y el caos o la tranquilidad, se vuelven responsabilidad de cada uno.

    Responder
  • Carolina

    Excelente y 100% real, muchas veces nos hacen creer o nosotros mismos creemos que por estar en casa tenemos mucho tiempo y podemos hacer d e todo sin ver otros factores que alteran nuestra disponibilidad, sumándole el estrés y la ansiedad que esto causa

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramCheck Our Feed